EnglishPortuguêsEspañol

Miguel Angel Acosta Ortiz - DESCANSO - MEX 1

Miguel Angel Acosta Ortiz - DESCANSO - MEX 2

Miguel Angel Acosta Ortiz - DESCANSO - MEX 3

Miguel Angel Acosta Ortiz - DESCANSO - MEX 4

Miguel Angel Acosta Ortiz - DESCANSO - MEX 5

Descanso (serie x 5)

Premio Trabajos de la Salud

Miguel Angel Acosta Ortiz

MÉXICO


Soy Médico y actualmente trabajo en el turno nocturno de una Clínica de Atención Respiratoria para COVID-19 que ha sido creada para fortalecer el acceso a los servicios de salud para la población, mediante el proyecto de reconversión hospitalaria en las instalaciones de un centro de convenciones. En esta unidad aplicativa se trabaja por horarios prolongados con las medidas de seguridad que implica para dar una adecuada atención médica. Los que hemos estado en un “Bunker” aislado utilizado los trajes Tyvek, sabemos lo difícil que es trabajar con ellos por periodos prolongados, sumándole que, al no ser un hospital en forma, la adaptación del inmueble cuenta con deficiencias técnicas en la climatización de la unidad, habiendo zonas de trabajo donde las temperaturas son altas y aunado al uso del equipo de protección personal antes mencionado que es muy caluroso, provoca agotamiento y deshidratación, concluyendo en ocasiones en lipotimias y con el tiempo ha llegado a ser un desgaste emocional en el personal que brinda la atención.

La protección de la salud física y mental del personal no sólo es un acto compasivo, sino que también ayuda a garantizar una alta productividad. Por otro lado, el exceso de trabajo (demasiadas horas y sobrepasar la capacidad de uno mismo) puede ser fatal. Por tal motivo después de unas horas de atención, el personal tiene un periodo de descanso para hidratarse, comer una colación, acudir al servicio sanitario y tomarse un respiro para continuar atendiendo a sus pacientes.

En los momentos que he tenido oportunidad en medio de mis guardias nocturnas a lo largo de los últimos 4 meses, he documentado fotográficamente la fatiga del personal médico y de enfermería en el periodo de descanso que se proporciona para evitar el trabajo excesivo y la sobre exposición al virus. He podido ver como la gran mayoría se dobla de cansancio en prácticamente cualquier lugar de las instalaciones. En ocasiones debajo de un escritorio donde solo se sentaron para cargar y revisar el celular que no pueden meter al Búnker, en el piso de pasillos solitarios, o en algún mueble donde solo se sentaron a descasar y el agotamiento los venció.

El motivo de mi participación y la presente serie fotográfica es mostrar la vulnerabilidad del personal de salud en ese pequeño lapso de descanso, el cual es muy necesario, pues no es una clase de “Héroes” como muchos han mencionado. Somos personas como todos, con limitaciones y necesidades, con turnos extenuantes y complicados. Retrata el resultado del estrés que conlleva el tener pacientes muy graves a tu cargo y responsabilidad, además del estar cuidándote en todo momento para no exponerte al virus, el cual genera también un agotamiento mental. Invito a tomar conciencia a las personas que aún no creen en esta pandemia a cuidar su salud y la de sus seres queridos. No es un pretexto para trabajar menos, el personal está trabajando profesionalmente, sin embargo, no es una condición ordinaria de trabajo en la que nos encontramos, existe personal que labora jornadas de 24 horas de trabajo continuo por 48 de descanso, donde los servicios están saturados, las instalaciones, aunque en verdad no son malas no son las óptimas y una sociedad que es renuente al autocuidado de la salud. Mi reconocimiento para todo el personal que labora en las unidades de salud.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.