EnglishPortuguêsEspañol

Angel Nicolás Gutiérrez Tavira - Morir en tiempos de Covid - MEX 1

Angel Nicolás Gutiérrez Tavira - Morir en tiempos de Covid - MEX 2

Angel Nicolás Gutiérrez Tavira - Morir en tiempos de Covid - MEX 3

Angel Nicolás Gutiérrez Tavira - Morir en tiempos de Covid - MEX 4

Angel Nicolás Gutiérrez Tavira - Morir en tiempos de Covid - MEX 5

Morir en tiempos de Covid (serie x 5)

Seleccionado Trabajos de la Salud

Angel Nicolás Gutiérrez Tavira

MÉXICO


Desde temprana hora trabajadores del crematorio San isidro comienzan una jornada más de servicios programados para la cremación e inhumación de cadáveres, la causa sea cual sea debe ser tratada con estrictos lineamientos de protección y sanitización debido a la pandemia por COVID-19. El proceso ha cambiado desde que comenzó el confinamiento y las tasas de mortalidad aumentaron, los horarios se duplicaron pues las cremaciones al menos en el crematorio de San Isidro en la alcaldía de Azcapotzalco, México, aumentaron a 14 servicios diarios.

Al iniciar su jornada los cremadores se enfundan en los ya conocidos trajes de protección biológica de color blanco, se colocan cubrebocas, goggles guantes y están listos para comenzar a laborar, solo dos personas se necesitan para operar los hornos que en un lapso de 3 a 4 horas reducirá un cuerpo humano a cenizas.

Desde el patio trasero las carrozas fúnebres entregan el cuerpo, los operadores lo sacan de la caja del auto para subirlo a una camilla metálica, sanitizan la bolsa mortuoria con cloro o liquido desinfectante para trasladarlo al horno crematorio, una vez ahí entre las dos personas meten el cuerpo al horno ayudándose de dos varillas para ingresarlo al fondo pues la temperatura al interior llega hasta los 1200 grados Celsius, la puerta automatizada cierra y da comienzo la incineración, al concluir los operadores recolectan las cenizas para llevarlas al pulverizador de cenizas y posteriormente son recolectadas en la urna elegida por los familiares del difunto.

El proceso para recoger los restos es similar pues  deben ir ataviados con cubrebocas, caretas y se les sanitiza de pies a cabeza antes de ingresar a las instalaciones, el servicio para defunciones por COVID-19 es gratuito o para quien así lo solicite, solo puede ingresar un familiar a diferencia de las inhumaciones en donde es permitido que ingresen al cementerio hasta 10 personas, ahí el proceso de sanitización comienza con el ataúd, de la misma manera es rociado con líquido sanitizante o cloro, cuatro personas enfundadas también en trajes de protección biológica, cubrebocas y goggles cargan el féretro y se abren paso entre la tierra que salió de las fosas cavadas una seguida de la otra para agilizar el proceso, los familiares no pueden permanecer más de 10 min para despedir a su deudo, el lapso entre un servicio y otro en el crematorio es de 2 horas y en el de sepultación de 1 hora.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.